Reeditamos este “post” de 2013.

Por muchos motivos, como escribir textos como el siguiente, Carmen Caro no solo es socio de honor del CLE y amiga en FB sino uno de los cien socios y amigos destacados en este álbum
del FB…”Ponerse al galope detrás de un cochino en principio no tiene mayor dificultad si se sabe montar a caballo, que en esta tesitura se sobreentiende. La cuestión está en sobrevivir en este terreno verdaderamente escarpado, rocoso y abrupto, con encinas, matojos, y toda la vegetación que acompaña al encinar. Cuesta arriba y cuesta abajo por pendientes de al menos cuarenta y cinco grados, persiguiendo a un animal que se cuela entre las zarzas, entre el chaparro, detras de las encinas, entre las piedras, a traves de los hierbajos secos, que cruza el agua, que corre como un endemoniado y que cambia de ruta o de dirección según vea el peligro a toda velocidad. Es su terreno, en el que ha nacido, el que conoce , el que recorre habitualmente, y por tanto para el que está preparado físicamente. Es pura agilidad y fibra.

post2

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *